Tozeur (توزر‎),Thusuros durante el imperio romano.Avenue Habib Bourguiba
Esta ciudad era un puesto militar muy importante dentro del limes* que separaba las tierras bajo el control romano de las beréberes.

*Limes; los límites fronterizos del Imperio Romano (el término limes significa «límite», «frontera», en latín). El Limes africano, separaba el África romana de los territorios controlados por las tribus beréberes en el Sáhara y la cordillera del Atlas.

Siguiendo la rutina de casi todos los días hicimos las maletas y las colocamos en el autobús. Antes de salir de Tozeur estuvimos paseando por su Medina, pero creo que lo que más nos gustó fue el Mercado Central, como una plaza de abastos de las nuestras, donde se vendían alimentos de uso cotidiano en la vida tunecina; carnes, pescados, frutas.....

Puesto de dátiles

Recordando los dátiles que nos vendían el día anterior en el palmeral de Nefta y su precio, observamos los que se vendían en el mercado, al granel, y tenían buena pinta y eran más baratos. Está claro que donde vamos los turistas los precios se disparan. Otra diferencia era que no te "asaltaban" para que comprases, al igual que ocurría en las medinas y puestos callejeros, aquí te acercabas y hojeabas el género como en casa.

Tras un hora de paseo iniciamos el viaje camino a Douz, la Puerta del Desierto.

Una carretera une las ciudades de Tozeur a Douz cruzando el Chott el-Jérid, el lago salado más grande de Tunicia. Durante esta travesía realizamos una parada en mitad del lago donde dimos un pequeño paseo.

El Chott el-Jérid (شط الجريد)
Chott el-JéridEs la más extensa depresión salina de Túnez con una superficie de cerca de 5.000 km² y se prolonga en su punta oriental por el Chott el-Fejaj, lago de alrededor un centenar de kilómetros. Desplegado sobre un eje este-oeste entre Nefta al oeste y EL Hamma al este, el conjunto cubre prácticamente la anchura del Sur tunecino, entre el golfo de Gabès y la frontera argelina.

El Chott el-Gharsa en Túnez y el Chott Melhrir en Argelia terminan este conjunto de depresiones cerradas a evaporación intensa.

Estacas en la trik el-OuadeEn este tramo el recorrido sigue el antiguo camino "trik el-Ouade" (carretera de los uad, a la izquierda en nuestro sentido de la marcha, marcada con unas estacas), frecuentado en época romana y un punto de descanso (pozo de agua) en la "isla" de el-Mennsof, hoy apenas emergente de la llanuda salada

En esta inmensa extensión de sal de reflejos plateados y violáceos no hay la menor forma de vida, a excepción de los puestos de "souvenirs y cafés" a ambos lados de la carretera.

En las horas centrales del día es cuando los espejismos parecen más reales, y según cuentan, en función de "error" óptico que tenemos cada individuo influye en que creamos ver una cosa u otra.


Ya cerca del Douz contemplamos varios artilugios que a modo de fuente gigante se dedican a enfriar las aguas subterráneas que alimentan los grandes palmerales.

Y llegamos al hotel, no hacemos más que dejar las maletas en las habitaciones y nos vamos a comer. Tras la comida nos recogimos en la habitación ha descansar del autobús. A las siete estaba prevista una salida por las dunas del desierto en dromedario.

Douz, (la Puerta del Desierto "باب الصحراء")
sombras en el desiertoDouz ha estado habitada desde épocas muy lejanas por la tribu nómada mrazig. Sin embargo la ciudad es de recien creación y su nombre procede del batallón francés que controlaba esa zona, el número 12 (douze), que estuvo estacionado en ese punto al implantarse el protectorado de Tunicia.

Las primeras casas levantadas son de principio del siglo XX pero hasta hace unas décadas no se ha poblado de modo definitivo, motivado por el empeño del estado de sedentarizar a los nómadas, repartiendo entre ello parcelas de terreno cultivable.

A esta actividad agrícola se añade, en la actualidad, el sector del turismo, atraido particularmente por la proximidad de las dunas.

En el hotel ya nos tienen preparadas las chilabas para el paseo en dromedario. Nos colocan los pañuelos y todos "uniformados" subimos al autobús con risas, en especial las del conductor al vernos con esas pintas.
.. viaje con nosotros a mil y ......El viaje apenas dura cinco minuto; de hay que llamen a Douz "la puerta del desierto".

Primero una foto de familia con todo el grupo bien formado (dromedario incluido), y luego, una vez subidos todos a sus monturas, otra foto..... y esto empieza a moverse así que hay que amarrarse bien.

La experiencia ya me gusto, y salvo cuándo subía y bajaba por las dunas, el caminar tranquilo del animal transmitía seguridad en el "ocupante".

Atardecer en el desiertoEl salir con los últimos rayos de sol nos premió con; una buena temperatura, lo que hizo más agradable el paseo, y la puesta de sol, que nos ofreció un bello atardecer en el desierto.

Estuvimos cerca de una hora a lomos del dromedario y casi le habíamos cogido el "truquillo" para hacer las fotos a dos manos sin necesidad de estar asido a la silla.

Recuerdo que el viento soplaba con algo de fuerza, lo que hacia que la arena golpease sobre nosotros, y en especial, sobre la cámara fotográfica.

Pude comprobar "in situ" como esta fina arena se mete en cualquier orificio, por muy pequeño que sea. Más tarde en el hotel hice una pequeña limpieza de urgencia en la máquina.

Al igual que el sol también cae la temperaturaY con el paseo por el desierto terminamos nuestras actividades en Douz, ya sólo queda volver al hotel y darse una buena ducha para retirar toda la arena que llevábamos encima; después a cenar y de sobremesa nocturna, charla en la terraza del hotel.

Se nota que la temperatura tan cerca del desierto es menos agobiante (más seca) y por las noches ésta cae lo suficiente como para estar de terrazas la mar de bien. Y con la fresca nos vamos a la cama. Mañana volvemos a la costa mediterránea. Se acerca el fin de estas vacaciones

Para subir al inicio de este blog ....... pincha aquí.